Un niño muere asfixiado en Inglaterra tras tragarse una pieza de un juguete