Un adolescente británico, encontrado muerto tras llevar días desaparecido