El camión circulaba muy despacio y el autobús no pudo esquivarlo