Zapatero asegura que no se juega nada en las primarias del PSM, aunque reconoce que tiene preferencias