Varios exalumnos admiten abusos de otros profesores del colegio Maristas de Barcelona