Los turistas chinos se gastan una media de 1.000 euros por compra en España