Vive el toro de la Vega, muere la fiesta