Rajoy avisa de que el mayor enemigo del crecimiento económico es la inseguridad jurídica y la incertidumbre política