Pekín emite su primera alerta roja por contaminación aérea