La OCU califica de "inaceptables" los supuestos pactos para impedir la competencia entre las eléctricas