Multas, papeleo y 33.000 euros: la pesadilla de trabajar en Reino Unido cuando deje la UE