Los Mossos visitaron al padre del niño muerto en Girona días antes de hallarse el cadáver