Montoro tocado por su amnistía