Miles de personas recorren el centro de Washington para pedir más derechos para los homosexuales