La Maratón de Sevilla, emoción, carros de fuego, running