El informe Pisa constata la brecha entre comunidades del Norte y del Sur de España