Griñan ha calificado de intolerables las declaraciones de Puigcercós