Gran Bretaña presenta los mayores recortes desde la posguerra