El Gobierno lamenta pero no condena la actuación de Marruecos en el Sáhara