Francisco Larrañaga abandona Filipinas para cumplir su condena en España