El Eurogrupo trabaja para solucionar los "graves problemas" del sector bancario irlandés