El Ejército hondureño respalda una salida negociada a la crisis