Un niño que sufre un tumor cumple su sueño de jugar con una estrella del baloncesto