Susto de Amparanoia, en coche a escasos metros de las llamas de Verín: "Atrás, atrás"