Un académico sueco considera que Bob Dylan está siendo "maleducado y arrogante"