El informe del biólogo es claro: "Las instalaciones son precarias"