Marina no elige a Marco para un reto romántico pero sí cinco minutos sin cámaras con él