Cita Álex y Raquel (parte 1): el ser diferente, ¿le puede pasar factura?