Maira no está nada contenta: en su cita con Marco no pasó nada (no hubo confeti)