Sil ha descubierto que tiene maña con la merluza