Aina, sobre los chicos: “El que no traiga un ramo de flores, no moja…en el arroz”