La ‘señorita 45’ esconde un as en la manga: “Lo siento, pero el juego lo he ganado yo”