¿Por qué nadie había investigado los cuatro secuestros de estudiantes anteriores?