Cuarta víctima en un Estado distinto... la "sombra monstruosa" ataca de nuevo