Una fiesta universitaria, clave en el caso