Reid, sorprendido por la precisión de las cuchilladas: "es una obra maestra"