Rossi entra en la habitación de Strauss y se teme lo peor