Rafa, de cañas con Christina Rosenvinge y Nacho Vegas