Ferrán hace un pleno de objetos