Estefanía no tiene rival y se lleva los 1.000 euros