Ameneh rechaza acogerse a la ley del Talión