Dos jugadores profesionales suspendidos hasta 2015 por su "comportamiento tóxico"