Y antes del combate…¡sesión de depilación!