Joaquín aguanta tres asaltos para demostrarle a Damián que puede pelear