Jorge, el rey de la laca: "Mi tupé es mi tupé, si no lo veo perfecto no salgo de casa"