La llamada que lo destroza todo: se cancelan las Bodas de Oro de Salvadora