Chupitos, rodajes, gente simpática y Jimmy Barnatán en el centro de Madrid