Hay que estar ‘muy loco’ para no conocer a Jesús Quintero