Sara, nuestra cámara en prácticas