El Congreso ha gastado 726.000€ en cancelar viajes de los diputados